05 abril 2012

Críticas: 'La cazarrecompensas' (2012), Katherine Heigl roza el ridículo una vez más

No sé por qué me molesto. Será porque, de vez en cuando, entre el estrés diario y dramones del tipo 'Tenemos que hablar con Kevin' o 'Los descendientes', apetece una película muy, muy ligera. Y, cuando eso ocurre, Katherine Heigl es una buena opción. La actriz se ha convertido en los últimos años en la reina de la comedia romántica, sólo que, en lugar de protagonizar filmes pasables como hacían Julia Roberts o Meg Ryan, acumula un bodrio tras otro. El último se llama 'La cazarrecompensas', y en él Heigl da vida a la clásica chica perdedora cuya vida sufre un vuelco cuando empieza a perseguir fugitivos.

Katherine Heigl y Daniel Sunjata


'La cazarrecompensas' (One for the money). 2012. 
Dirección: Julie Anne Robinson
Guión: Stacy Sherman, Karen Ray y Liz Brixius, a partir de la novela de Janet Evanovich.
Reparto: Katherine Heigl, Jason O'Mara, Daniel Sunjata, John Leguizamo y Sherri Shepherd.
Stephanie Plum (Katherine Heigl) lleva seis meses sin trabajo, por lo que recurre a su primo Vinnie para que le haga un hueco en su agencia de fianzas. Su nuevo trabajo consistirá en llevar ante la justicia a clientes que no comparezcan en los juicios después de haber sido puestos en libertad bajo fianza. Su primer objetivo: el ex policía sospechoso de asesinato Joe Morelli (Jason O'Mara), con quien mantuvo una relación en el instituto.

La principal lacra de las películas de Katherine Heigl es ella, o, mejor dicho, sus personajes. El rol de chica normalita y patosilla que un buen día se convierte en una mujer sexy y con estilo está ya muy manido, pero es que, para colmo, la Heigl no da el pego. La actriz es guapa y tiene un aire de top-model que no casa con el aspecto de 'chica de al lado' que popularizaron Julia Roberts o Sandra Bullock.

Además, carece de chispa y resulta un tanto insoportable, por lo que su personaje rara vez cae bien. Para colmo, es precisamente su presencia en la película la única baza con la que ésta cuenta, por lo que el resultado tiene el fracaso asegurado.

Jason O'Mara y Katherine Heigl


'La cazarrecompensas' es sólo el último ejemplo de ello. Aparte de una Katherine Heigl aún más odiosa que de costumbre, la película dirigida por Julie Anne Robinson presenta un guión poco creíble que roza el ridículo, unos personajes estereotipadísimos y química cero entre la pareja protagonista. Aún así, resulta extrañamente entretenida una buena parte del metraje. Cosas del cine.

Nota: 3 / 10

Para recordar:

  • Las escenas en la casa familiar.

Para olvidar:

  • Katherine Heigl, ¿por qué no prueba con otro género?

3 comentarios:

María del Mar dijo...

Yo es que ya he renunciado a esperar algo de este tipo de comedias. Cuando voy a verlas, me mentalizo simplemente a entretenerme un rato sin pretender que vaya a ver algo realmente bueno.

Saludos, muy buen blog...

Te invito a pasarte por el mio:

http://lucescamaraaccionblg.blogspot.com/

Reyloren dijo...

Hola, a mí me pasa lo mismo, pero, aún así, siempre queda una pequeña esperanza de que la peli no sea tan mala...
Ya he visto tu blog. Lo sigo.

Saludos

Neoarcangel dijo...

A mi Katherine Heiglh me gusta bastante quizás por el rollo de patosilla que hace que parezcaun poco mas real que las otras actrices, pero hay que reconocer todo, esta pelicula es mala de narices, la baje por ella, tenia muchas ganas de verla y despues de verla, se me han quitado las ganas de ver otra.
Esperemos que mejoren un poco el cine en general por que ultimamente da asco.